domingo, 4 de diciembre de 2005

...de Iglesia, pedofilia y demonios

"Yo debo ser el más creyente de los agnósticos" me sinceró un día Herman Schwember.
Una frase de ese calibre sólo se le puede ocurrir a un tipo del "calibre" de Schwember. Este ingeniero, escritor y estudioso de Goya, publicó, entre varios libros, uno con el título "Yo Pecador"(!!) y otro sobre la expulsión de los Jesuitas. Como ven, el tema lo ronda... lo que Herman no sabe, es que yo, en lo de agnóstica creyente, le hago la competencia.

Educada en colegio de monjas, entre kyries y laudes, con discursos cabezudos acerca de porqué la transustanciación de la ostia, con adoración al Santísimo los primeros viernes de cada mes, la misa semanal, el rezo diario, la prueba de la existencia de Dios según San Anselmo, y la Fe considerada requisito indispensable y atributo indiscutido de todos quienes integrábamos la comunidad escolar, todavía pienso como católica y hasta parece que vivo como católica, aunque ya hace años que la cabeza me lleva por otros derroteros. Esa es la contradicción que vivimos quienes, aunque lejanos de la Fe, crecimos estructurados por ella. Sin darnos cuenta, permea insistentemente nuestra interpretación del mundo.

Pasé los años de la infancia haciendo esfuerzos por no apenar al niño Jesús con mis payasadas, y mi adolescencia, conmovida hasta los huesos por el mensaje de Cristo. Es por eso que me acuerdo tan bien:
Evangelio según San Mateo, 25,40
"En verdad os digo, que cuanto hiciereis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mi me lo hicisteis"
.Denuevo: "cuanto hiciereis a estos hermanos míos más pequeños a MI me lo hicisteis"!
Esto dicho por Jesús en una época en que se estaba a años luz de la declaración de derechos de los niños, ...tal vez dicho precisamente por eso.
Y aquí aterrizamos de lleno en el tema que me ocupa. ¿¿Que diablos pasa con la Iglesia y la pedofilia?! Digo "que diablos" parafraseando a nuestro conocido Monseñor Jorge Medina, actualmente en el Vaticano desempeñando el alto cargo de "Prefecto de la Congergación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos", quien ante la pregunta del periodista Laureano Checa referente a si sería posible erradicar las prácticas pedófilas del seno de la Iglesia, responde: " erradicar, esa es una palabra....mmm....¡habría que erradicar al demonio! No hay ninguna reja que impida al demonio hacerse presente, el demonio se mete por todas partes, también a través del apetito de poder y de dinero...La Iglesia no está al margen de la tentación..., ...los hombres de la Iglesia, digo.."
¿Cómo,...entonces el demonio se coló al monasterio? ¡Con mayor razón entonces! si la Iglesia piensa que las prácticas pedófilas de sacerdotes y obispos son obra del demonio, tendría que desenmascararlo y darle en los cachos! ¿O es que el demonio también se coló por el portillo de la ambición y del poder, y no permite a los altos prelados echar mano del amor a la verdad y al prójimo que los hizo, algún día, ordenarse sacerdotes?. Peor, será que los maneja de tal forma que están dispuestos a mentir, engañar, sobornar y delinquir? Si señor, porque la pedofilia es una conducta tipificada como delito, además de ser un pecado a los ojos de la Iglesia.
No todos los pecados son delitos, ni todos los delitos son pecado, pero en este caso, el orden jurídico y la Iglesia están de acuerdo. Además, "comete delito todo aquel que en forma conciente y activa, encubre u ordena encubrir estos comportamientos". Está clarito, la jerarquía de la Iglesia ha cometido delito de encubrimiento.
¿Qué pasa con el Consejo de Defensa del Estado? ¿No le correspondería querellarse en contra de la Iglesia?

¿Sabían Ustedes, que la Iglesia Norteamericana estaba en conocimiento desde hace diez años de las conductas pedófilas de 87 sacerdotes de la diócesis de Boston?¿ Que pagó bajo cuerda indeminzaciones por US 1.000 millones para evitar el escándalo, sin decir una sóla palabra a las autoridades civiles?. No sólo en Estados Unidos la Iglesia estaba en antecedentes de los abusos deshonestos perpetrados por sacerdotes en contra de niños. Alemania, Francia, Irlanda, Polonia, Brasil, Argentina, Chile...y en todas partes lo mismo. Mover al sacerdote, cambiarlo de parroquia, mandarlo a otro país y hacerse los lesos, como si mirar para el lado fuera a prevenir a un hombre enfermo de seguir haciendo de las suyas. ¿No se llama eso, juridicamente, algo así como "dolo de las consecuencias necesarias?", es decir, la Iglesia sabe cuales pueden ser las consecuencias de su acción, por cierto no desea esas consecuencias, pero si se dan, mala suerte! estamos defendiendo un bien superior, cual es, la estabilidad y credibilidad de la Iglesia como referente moral.

Perpleja he observado como la Iglesia ha solidarizado en primera instancia con los victimarios (nuestros hermanos en el dolor...) . Más tarde se ha acordado que también existen víctimas, que por supuesto también "le duelen". Tanto dolor la tiene confundida, y también a los fieles, por la infinidad de mensajes cruzados. A ver: ¿qué pasa con el celibato? Por lo que vemos, hay muchos sacerdotes que no son célibes y que violan el voto de castidad que juraron respetar. Además, tienen relaciones sexuales fuera del matrimonio, cosa que también es condenada por la Iglesia. Un porcentaje importante de estas relaciones sexuales son relaciones homosexuales, orientación sexual que, al menos oficialmente y para con los laicos, no es aceptada por la Iglesia. Todo esto sucede, según nos vamos enterando, con el conocimiento y tolerancia de la Iglesia. Aquí estamos frente a transgresiones a la regla canónica , que podrán ser pecado, pero no son delitos
La pedofilia es cosa distinta. Es un delito, que conlleva el agravante de cometerse haciendo abuso de la autoridad que emana de la condición de sacerdote, y de la inocencia e inexperiencia de niños y niñas, por lo que la complicidad de la jerarquía eclesiástica espanta, agrede y..."duele". .
Que la Iglesia, por favor, no hable tanto de dolor, sino que pregunte. Que le pregunte a los niños abusados, que le pregunte a sus padres, que le pregunte a los pocos sacerdotes jóvenes que van quedando. Que ventee, barra, limpie lo que tiene que limpiar y estrene traje nuevo. Porque si la Iglesia no vuelve a mirar al mundo con curiosidad y con amor, a partir del sencillo y profundo mensaje de Cristo, no va a entender, se va a quedar fuera del tiempo y va a causar daño. Además, va a perder el respeto con que las personas honramos a las instituciones que, efectivamente, son un referente moral.
Si la jerarquía de la Iglesia no cambia, le va a pasar que la van a sacar a latigazos del templo, tal y como Jesús sacó a los mercaderes... (Juan, 13,22)

21 comentarios:

  1. Impactada, agradecida, por tu claridad, por tu valor, no es tema fácil, por compartir tus pensamientos, tu poema de antaño. Estudié en colegio laico, sin embargo he admirado a miembros de la iglesia, por su consecuencia con las palabras de Cristo, así también me asombra y repudio este error y horror de la iglesia.


    Detrás de todo, como tú dices, El poder, moviendo los hilos en el sentido de su conveniencia, en iglesias, estado, empresas, familias, donde sea. Cuando cedemos, miramos hacia el lado, por un supuesto bien mayor, perdiendo la dignidad, lo enaltecemos, a tal grado que somos capaces de sacrificar lo más sagrado, como en este caso la felicidad e integridad de nuestros niños.
    La gran pregunta, ¿como combatir tan fuerte demonio, en la grandes batallas y en las pequeñas, del día a día?

    Iris.

    ResponderEliminar
  2. Nunca hay que creer ingenuamente en lo se ve 100% maravilloso y perfecto, seguro hay algo raro, algún control que dirige la atención hacia el lado conveniente de la historia...
    Los sacerdotes, curas, y sus seguidores, si, esos que predican y predican y llegan al punto de orar incluso antes de comer (pero sin asco repudian y odian, excluyen y dan limosnas para sentirse poderosos, alimentando el círculo de la pobreza), para mi gusto, son el reflejo de la hipocresía y de la necesidad, la miserable necesidad de aparentar ante otros lo que no son.
    Muy bueno tu blog, te estare siguiendo la pista...

    ResponderEliminar
  3. El poeta Oscar Castro , agnóstico igual que yo, escribe... y, allí estaré, en los ojos de Cristo moribundo, con esa mirada ....y sigue el poema., Lo que quiero decir y rescatar, está contenido en el verso mismo , la mirada de comprensión que conlleva al perdón, La Iglesia Institución político-religiosa dirije, juzga y condena al Hombre, al estar administrada por hombres, que hacen cosas tales como las describes. Sin embargo, la redención está ahí mismo, contenidas en las palabras de Jesús.. Si haz de perdonar siete veces, hazlo, siete veces siete...

    Saludos, Os pusisteis muy profunda,

    ResponderEliminar
  4. Andrea:
    Me aterra y escandaliza la pedofilia y, más aún, en personas consagradas a Jesucristo. Y más me indigna que culpen al demonio en vez a sí mismos. Además, y si vemos la enorme complicidad que ha habido con los pedófilos, ocultando sus crímenes, tendríamos que concluir que los endemoniados serían muchos... muchos. No , no son víctimas del demonio, ¡las víctimas son los niños abusados y violados! Ellos son culpables de sus actos y, lo que es más vil aún, de aprovecharse de su autoridad y su consagración para aprovecharse de los más pequeños e indefensos. Con la igual de vergonzosa complicidad de sus superiores. Me recuerda a las palabras de Jesús contra los pastores... les dijo adoraban a "otro Padre" que no era el Suyo. ¿Qué pensará Jesús de sus pobres hijitos abusados? ¿Qué pensará de los que en Su nombre dañan a sus pequeños?
    Pero siento una esperanza en medio del horror: que al menos los sacerdotes oigan esas palabras de Jesús de que el mayor sirve al menor y que los que quieran ser primeros sean los últimos. Ojalá se pongan más humildes y comprendan que somos todos hermanos de igual rango ante el Padre. Es el servicio lo que distingue a sus hijos, no sus cargos y los primeros lugares... Ese afán de poder tal vez es el demonio del que hablan... y que según dicen los domina... Y si es así, la mejor cura para ello es el servicio y la humildad. Y el escándalo público y universal que están dando y viviendo, y que no han podido acallar, creo puede ser una medicina muy buena... Desgraciadamente a costa de los más pequeños e indefensos. Como siempre.

    ResponderEliminar
  5. Andrea: Osea ... ni te imaginas lo de acuerdo que estoy con tu última publicación. Lamentabemente la iglesia esta tratando de tapar el sol con un dedo, usando como muchos poderosos una serie de artilugios para limpiar su honrra y barrer con la verdad. Esto de la pedofilia no es nada nuevo y me imagino que uno de los miles pecados de los hombres de sotana.

    ¿Celibato? ... ¿para qué? ... Según yo, que la única razón del celibato es disminuir los costos de la iglesia ya que mantener a una famila entera.... le sale mucho más caro que mantener a un solo sacerdote.

    Me parece un error gravisimo tratar de ir contra nuestra naturalza ¿cual es la idea?. ¿como es posible que una persona que jamás ha tenido un hijo, una esposa, un amor carnal ( eso creiamos antes) venga a decierte como armar tu vida, como enseñar, como amar y cuanto amar? .... No gracias.... a mi no ....

    Yo creo que la iglesia desde hace muchisimo tiempo solo tiene fines de lucro (que son de temer) y que arrastran en sus intereses la inocencia de niños, usar el abuso del poder como práctica de liberación, Poner la mentira en los oidos de los fieles y creyentes y lo que más me acongoja una serie de "personajes" vociferando lo que no son capaces de hacer, tratando de enrielar la vida de otros sin ser capaces de llevar sus propias riendas.

    No quiero desconcer una serie de curas que he conocido, compartido y
    debatido. Ellos merecen mi respeto y admiración, sin embargo creo que de alguna u otra son parte de un pecado colectivo...

    espero que mis comentarios no ofendan a los ultra creyentes, fans de la iglesia y el sacerdocio... Ojalá de alguna forma sientan la rabia colectiva de la gente que como yo cree que ir a la iglesia se ha transformado en algo así como ir al supermercado en el dia del "descuento por pecado"



    Rodrigo

    ResponderEliminar
  6. Anónimo13:51

    Andrea
    Gran poema: se mueve, tiene ritmo, profundidad, ironía. ¿Asiesque eres incapáz de freir un huevo? A mi tampoco me quedan muy buenos, no te preocupes...en vez de eso eres muuy aguda. La Iglesia, igual que el diablo, necesita que le den en los cachos.
    Un artículo valiente y bien escrito

    Manuel

    ResponderEliminar
  7. hay que adaptar la tradición a los tiempos:
    LOS GüENDAR

    Capitulo 5
    Y como no cachaban nada, la multitud se subió al balón, y fueron donde el festejado, y este despotricaba balbuceando:
    Güendar con el ricachón que va a la Luna.
    Güendar con los que lloran, que les den antidepresivos.
    Güendar con los pobres, la anoréxica los envidia.
    Güendar con los que se aburren, cómprense una playstation.
    Y todos reían de la performance que se estaba mandando. Todos lo pasaron bien. Si no fuera por la caña estarían en el cielo...

    ResponderEliminar
  8. ¿Satanás fue expulsado del Paraíso?
    Sí, pero ahora es retornado.
    ¿Y quien lo autorizó?
    Las Escrituras.
    ¿Como así?
    "Todo lo que atareis en la tierra será atado en el cielo y todo lo que desatareis en la tierra será desatado en el cielo"
    Por eso el diablo anda desatado.
    ¿Y quien lo desató?
    ¡Los que tienen el poder para hacerlo pues hombre!

    Le preguntaron al Dali Lama.
    "Si los hechos desmienten a las Escrituras ¿que hay que hacer?"
    "Cambiar las Escrituras obviamente"
    respondió.

    "Señor, yo no soy digno que entres en mi casa". Obvio; con la conductita que te gastai, ni se te ocurra invitarlo. Así que fondéate y trata de pasar piola no más. Y dime ya que te declaras indigno, ¿que vas a hacer ahora?
    "¡Ah!, te digo la segunda parte: Pero una palabra tuya bastará para sanarme.¡Chan chan! Te jodí. Hasta la próxima"

    ¡Por mi filia, por mi filia, por mi grandísima filia!. Por eso ruego a Uds hermanos, la corten con la lesera del blog o los acusaré al Gran Censor. ¡Dios Medinante!

    ResponderEliminar
  9. Te feliciro por tu post sobre tema tan delicado; veo maestria con la pluma y por eso mismo, poderosa.
    Pasé por una fase de emputecimiento con la institución iglesia y luego me fui a reflexionar y decir algunas cosas que sé en mi blog Menudencias.
    Bravo.

    ResponderEliminar
  10. Andrea:
    Planteas muy bien un tema espinudo y muchas veces horrendo y sin justificación alguna...me enerva ver como las jerarquias muchas veces tratan de tapar estos temas...estudié en colegio de curas y nunca vi nada raro, ahora puedo decir: ME SALVE!....por eso suenan fuertes y claras tus palabras...BRAVO por plantear estos temas y no dejarlos pasar.
    Gracias por visitar mi blog.
    Nos leemos.
    Atte.
    Mauro

    ResponderEliminar
  11. Anónimo21:23

    Andrea
    Tu blog me impresiona. Cambias de temas, nos haces pasar de la risa a la refexión, eres valiente, te tomas el pelo a ti misma, y eres una escritora...fenomenal.
    En tu último artículo hay frases notables y de gran profundidad:
    "...quienes, aunque lejanos de la fe, crecimos estructurados por ella, tanto que permea insistentemente nuestra comprensión del mundo".
    No sabes cómo encaja esa frase conmigo. Una trayectoria similar a la tuya, pero en colegio de hombres. Le tengo cariño a la formación que recibí, sin embargo, no soy creyente.
    El tema de la pedofilia y la hipocresía de la Iglesia me espantan, hay que armar masa crítica a través del blog en este tema, porque ya basta!!!!

    Gonzalo Prieto L.

    ResponderEliminar
  12. Andrea, me incorporo lentamente en tus historias y me inspiran.

    Luego de esta breve adulación, vamos "al hueso".

    La iglesia como institución y sus contradicciones, ha sido un elemento clave en mi confusión y en mi creciente ser agnóstico. "Porque si la Iglesia no vuelve a mirar al mundo con curiosidad y con amor, a partir del sencillo y profundo mensaje de Cristo, no va a entender y se va a quedar fuera del tiempo".. Comparto en un 100% ¡¡¡¡¡¡
    Hecho de menos a esos curas de pueblo y la cercanía con la gente, añoro la autenticidad desde lo más profundo, la que nos hacía creer en lo divino sin la rigidez del dogma.

    ResponderEliminar
  13. Bueno, la solución está al alcance de la mano.
    Como en la totalidad de las grandes religiones del mundo, que se casen los curas: Rabinos, pastores, sacerdores musulmanes, ortodoxos, etc. están casados.
    Créanme, cumplirle a un obispo puede ser complicado, pero cumplirle a la esposa!, Ahí está la papa!.

    ResponderEliminar
  14. Valeroso y potente spot respecto de este tema tan espinudo. Como dice el refrán "en la humildad está la grandeza" creo que eso es lo que más le falta a esta institución para reconocer sus errores, corregirlos y renacer de sus cenizas.

    ResponderEliminar
  15. no hay que darle entidad a la iglesia. sus opiniones son poco importantes, avejentadas, pacatas e ignorantes.

    cariños.

    ResponderEliminar
  16. defender lo indefendible...como puedo rescatar mi iglesia sin gritar con fuerza el rechazo que siento por personas que han actuado tan mal al interior de la misma...cómo puedo defenderla de las acusaciones , a veces tan generalizadoras...como puedo gritar que estoy encontra de las faltas, pero sigo amando laiglesia viva de cristo???...un amigo alguna vez me dijo, que había que separar la iglesia del pecado, que hay que ser intolerante frente al pecado y acoger al pecador arrepentido...hay que denunciar la pedofilia, comohay que denunciar los integrantes de la iglesia que producen daño, hay que denunciar y juzgar criminal y éticamente estas conductas, pero cuidado con caer en la generalidad, en la ambiguedad, en la relatividad, a la que solemos estar acostumbrados como sociedad.

    Es fácil decir esta iglesia esta corrupta y ocultanos en ello para no creer en la iglesia y de paso nocreer en Dios creer en Dios a "mi manera" a la anera cómoda , a la manera no comprometida

    No hay que ser ciegos, sean mansos , pero no mensos,cuidado con generalizar y utilizar esto para no hacernos resopnasbles de nuestra verdadera misión---¿cuál es la misisón de cada uno?

    ¿Desde cuando que no oramos, por más y mejores sacerdotes?
    ¿Han preguntado a sus hijos si tiene vocación para esta actividad, o sólo les reforzamos que pueden ser doctores, artistas o empresarios?

    ResponderEliminar
  17. ¡Bravo! … ¡Clap! Clap! ¡Clap!¡
    ¡Bravo! ¡Bravo!
    ¡Bravo! ¡Bravo! ¡Bravo!
    ¡Bravo!... ¡Qué mano diestra y valiente tienes, tía!

    A los curas que pillan tirándose a niños, o robando, o lo que esté al margen de la ley, como a todo el mundo, hay que juzgarlos… y si son culpables, a la capacha.
    Hacerles tratamiento psiquiátrico, e intentar “curarlos”.
    Punto

    ResponderEliminar
  18. Me impresiona la contundencia de tus argumentos, Andrea Brandes.

    Pienso que, de un laaargo tiempo a esta parte, la Iglesia Católica no da pie con bola. La última fue eliminar el Limbo, miren qué bonito, así, por decreto, ya no existe algo que nos insistían majaderamente que existía. La penúltima, peor: un decreto que prohíbe a los homosexuales ser sacerdotes. ¿Que no era que los sacerdotes NO son sexuales: ni heteros ni homos? En fin...

    Provengo de una trayectoria similar a la tuya: bautizo, comunión, confesiones (o penitencias, confirmación, rezos, novenas y ¡hasta el quinario!... hasta que un día, un cura español del Opus Dei (Lima), colocó su mano donde no debía (el mismísimo que sale denunciado en una novela de Jaimito Bayly). Por suerte, desde chico me inculcaron que hiciera saber ese tipo de situaciones, y lo hice. Chau a la iglesia. Pero hay niños abusados que no se atreven a denunciar, por la presión que ejercen los propios sacerdotes (en Brasil se supo que estos bandidos tenían un Manual que les recomendaba atentar contra niños pobres, porque los ricos podían presentarles problemas).

    Ojalá los blogueros pudiéramos hacer una campaña en este sentido, para terminar con la pedofilia de los curas. Pienso que pronto la iglesia va a tener que revisar su prohibición de sacerdotes casados.

    Cariños,
    Andrés

    ResponderEliminar
  19. Estoy disfrutando de los comentarios que ha causado tu post, observo que se está formando una comunidad de pensamiento profundo, lleno de diversidad, y, como los borrachos todos los expositores me parecen válidos, llenas de respeto, calidad, aparece un ser humano positivo, tocando temas tan sensibles como este, y, tu querida Andrea, tienes ese don, felicitaciones , sigue adelante, necesitamos tu pluma a veces ligera, humorística, y , otras como ésta, filosófica de alto nivel. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. La pedofilia y la iglesia un buen tema, un tema que a existido desde los inicios de la iglesia. Tanto la pedofilia como el celivato son temas que la iglesia oculta descaradamente y que en lo personal condeno. Me pregunto cuantas otras cosas un cura escudado en su sotana escondera?
    Tienes un muy buen blogs seguire leyendo gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  21. Anónimo15:00

    Nuestros inicios han sido corruptos por la iglesia, como esperar que hoy en día algo que ha sido y es tan falso diga la verdad, ¡por favor!, ellos jamás aceptaran sus errores el trasfondo de todo es manipular a la gente para sacarles dinero a través del miedo y ellos vivir bien, cuando hablo de manipulación lo digo por experiencia se lo que es, y también callar por miedo a que te pase algo malo, solo espero que sea mayor de edad para mandar definitivamente a todos los que creen en esa patraña a la mierda!

    ResponderEliminar