domingo, 27 de noviembre de 2005

Argentina, país ovárico

No cabe duda que la vida tiene cosas buenas! Una de ellas, para mi, han sido mis viajes a Buenos Aires. Viajé por pega con frecuencia antes de la devaluación, y esporádicamente durante la crisis Argentina. Le tomé cariño a la ciudad y a algunos personajes con los que me fui encontrando. Con la economía revitalizándose, viajo nuevamente para retomar algunos hilos.
Llego al Aeropuerto de Ezeisa, salgo de la aduana y diviso a Muñóz.
Está esperándome con sonrisa de beduhino y una gabardina inglesa del mejor corte. Su piel mate y su nariz aguileña revelan la mezcla de español con libanés, claro que esa fusión de genes de sus antepasados solamente realza la manera de ser de Muñóz, el es argentino!
Galante toma la maleta, con un:... " qué linda que estás¡, pero si estás cada día mejooor! (argentino!!) Tú también Muñóz, cómo están Pupi ( su mujer, prefiero recordarle el punto...) y los niños?
-bárbaro!,... dejáme que coja el carro..
-hey Muñóz, se te achicó el auto...¡!
-yyy...este es un Cooper, lo uso para ir al centro, qué carro tenía la última vez que viniste?
-uno más grande...
-ah, el Rover, (se ríe, no sabe si soy rematada o le estoy tomando el pelo)
Montados en el juguete partimos como bólidos, en cuestión de segundos vamos marcando 140 km por hora. Estoy un poco cansada, el primer vuelo de Lan parte como a las 7, asiesque prefiero que hable Muñóz, que es algo que, créanme, no le cuesta. Le hago el pase...¿y Muñóz, cómo está la cosa en Argentina?
-yyyy,... vos me habrás escuchado la teoría de que Argentina....(uf, denuevo) es un país ovárico!
Ahora estamos eufóricos, que es lo peor que nos puede pasar...!
-...por eso te compraste auto nuevo...
- nooo, y, bueno, quien sabe...por lo demás cambié el auto de Pupi y compré un carro para mi hijo mayor que es un puta madre que no te cuento, y el Rover se lo dejé a la Carola, porque ya tenía mucho kilometraje, viste, asiesque está por llegarme uno nuevo....
-osea, se nota que andan eufóricos...
-es que no te diré la actividad que hay en este paíís ...!
-oye, Muñóz, y la canción esa de "toma chocolate, paga lo que debes..."
-????
(me mira como si no entendiera)
-no te hagas el leso, te estoy hablando de la Deuda Externa y mejor ándate más lento que me da susto!!!
- Vós, querida, tranquila, que vas en buenas manos...éste... ¿ en que estábamos?
-en la Deuda Externa
-no, estábamos en que somos un país ovárico
-A qué te refieres cuando dices ovárico, que son como mina?
-Vós sabés a que me refiero...temperamentales...
(pienso en mis amigas feministas de La Morada de los ochenta... algo le cortarían, aúnque fuera el discurso!).
-neuróticos, quieres decir, o tal vez, afeminados...?
-ché... ¿y a vós qué te pasa? de afeminados, NADA!
-no Muñóz, te metiste solito en el enredo. Yo pensé que venía a hacer negocios a un país de machos, y mira con la que me sales...
-mirá qué boluda que sós!!!
-genial, yo boluda y tu ovárico... pero en algo tienes razón,... Kirchner, en vez de dos ojos, tiene dos ovarios
-¿..querida, a vós, qué te dieron en el avión?

Llego al centro con el corazón en la mano. Que bestias como corren los argentinos!
Revisamos algunos papeles, le pegamos una mirada latera a un balance y partimos a una reunión. Llegamos a unas oficinas macro, con tremenda vista al obelisco. De Andrea la boluda, paso a "Ingeniera Brandes", bautizo que le concede formalidad de pantomima a las presentaciones. Es el show de la formalina, no se que le pasa a Muñoz, de repente tan compuestito.
Comienza la reunión de encantadores de serpientes. Que el trigo, que la jojaba, que la bolsa de cereáles, que si no hay, no hay, que en eso Kirchner estuvo brillante, que qué hora es, que porfavooor, no podemos dejar a "la ingeniera" sin almuerzo, sinó que va a pensar esta chilena tan simpática (!!!) que aquí nomás, en Lo de Alfredo.
Lo de Alfredo hierve, pero parece que somos habitués porque aparece una mesa, una carta, un mozo displicente,(de esos que si te gusta bien y si no para la casa) el mejor vino...y vamos conversando. Es decir, ellos hablando, que no es lo mismo. Centra Muñoz, recoge Botello, se la pasa a Elizalde. Elizalde pica de media cancha,..... disparaaa y...ataja Brandes!!!! No, no,.. ser chilena pero no tonta, eso no me conviene, revisa denuevo tus números cabrito. Salud, salud...
-Sáben? les digo, yo tengo algo, que estoy segura que ustedes no tienen!
-ji ji, ja ja, yyyy... seguro querida que también nosotros tenemos algo que vos no tenés!
-carcajada de machos, atoros, toces, se arremangan las mangas
-No tan rápido...resulta que yo tengo una camiseta autografiada por el más grande jugador de todos los tiempos, que dice: Pra Andreia cum carinhio, Pelé!
(cinco segundos de desconcierto, dos de silencio hasta reajustar las piezas)
-Y, qué se ha creído esta piba, salta Elizalde, mirá que atrevida que es...
Se concentran, ahora si que la cosa viene en serio! Está COMPROBADO que el segundo gol del pibe de oro contra Inglaterra en el mundial del 86 es el mejor de TODOS los tiempos. Contraargumento: el primero del mismo partido fue con la mano!!.. la mano de Dios, me aclaran... Se acaloran, se enojan, se ríen, me rio, están en su salsa, asiesque...adiós muchachos compañeros de mi vida, me lavanto ¿necesitas el baño? se le escapa a Muñoz, no, no, me voy, ¿y la jojoba? ¿y la reunión con el licenciado Costabal? no sé, mañana, y no me mires con cara de "flaca, no me claves tus puñales por la espalda", igual sos grande Muñoz, querido, lo mismo Maradona, y si, me voy a cuidar, no voy a subirme a un taxi, cualquier cosa pagas tu el rescate ...pero ahora...me toca a mi emprender la retirada, asiesque adiós a mi alegre muchachada, porque hay un caminito bordado de flores que me está esperando... salgo y bajo por Arenales, lo de siempre en la calle y en mi, cuando, derrepente veo cientos de madreselvas en flor trepando por esa vieja pared del arrabal, y sigo caminando borracha de su perfume hasta cruzarme con una, dos, tres estatuas, son la marionetas, grandes quietas, con las que ya no juega nadie, pero que razón tiene la Merecedes Soza, porque si una sombra mala, para siempre las borrase, que dolor caería sobre Buenos Aires,... y ahí, en la otra esquina está parado un chiquilín, que a la distancia me balea con tres rosas que huelen al hambre que no le entedí, pero, sabes, chiquilín, dame un ramo de vos, así salgo a vender, mis verguenzas en flor, mientras te prometo, te aseguro, que el mundo fué pero no será una porquería, porque yo reneceré en Buenos Aires, será el año tresmiluno, y con muchachos y chicas que no han sido y que serán, recorrreremos la tierra, tierra nuestra y te lo juro, que a Buenos Aires denuevo, nos pondremos a fundar...
... y estoy en esas, refundando el mundo, cuando no lo puedo creer, cruzarme justo contigo, contigo chorra, que le robaste hasta el amor, y en seis meses le comiste el mercadito, la placilla de la feria, la ranchera el mostrador, no te da verguenza, le afanaste hasta el color!!! y hoy me entero que tu mama, noble viuda de un guerrero, es la chorra de más fama, que pisó la treintaytrés! Te sonaste al pobre gil, si es el mismo gil que alzó un tomate y lo creyó una flor...! Es cierto,... siempre ha habido chorros, Maquiavelos y estafados, contentos y amargados...así es la vida, pero mi Buenos Aires siglo treinta ya verás, espérame, porque volveré cuando las nieves del tiempo hayan plateado mi sien, y sentiré que mil años no es nada, y que febril mi mirada errante en las sombras descubrirá denuevo a un ángel y a un soldado y a una niña, y tendré un clavel de otro planeta en el ojal, y a Buenos Aires denuevo, nos pondremos a fundar, porque si nadie ha renacido, yo podré,... renaceré, renaceré, renaceré!
Mi Buenos Aires querido, cuando yo te vuelva a ver, no habrá más penas ni olvidos....

10 comentarios:

  1. Esta telechachara, perdón tangochachara, che querida, muestra a esta nueva Andrea, la hija del lunfardo, la chica del mercado de abastos, la mina de la milonga con ese vestidito de percal, bajo el amparo del farolito de la calle en que nací..
    Eres genial!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo08:52

    Andrea
    ¡Tú si que te escapaste de la balada del loco! ¡A quien se le ocurre tanta magia de un plumazo!
    Fantástico, fantástico!!!!!

    Raimundo Lorca

    ResponderEliminar
  3. Clap, clap, clap...
    ¡Sensacional tu relato, Andrea! Tan porteño ¿viste?, que se olisquea a Fangio (autos), Maradona (fútbol) y Gardel (gotán), y se transitan las callecitas con su qué se yo. Pero, a la hora del negocio con una chilenita, la bandera a cuadros tarda en caer, no nos meten el gol y el último acorde -taaan tán- suena a cueca.
    A

    ResponderEliminar
  4. Uf! Eres realmente, como una bala de plata que surca los aires, los buenos aires.
    Cada vez me asombro más de tu capacidad de ponerle luces, sombras y matices a las letras...
    Tengo que reconocer que ya soy un adicto a tus relatos, y que con tanta, pero tanta gracia me hacen viajar montado en aquella munición poética y rutilante.
    Te fe-li-ci-to.
    A todo esto, ¡¡¡Es increíble lo que sucedió con mi último post y el libro de Enrique!!!
    Estamos conectados y de que forma.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo22:45

    LOCA ELLA Y LOCO YO...DE AMOR POR ELLA, POR ESTA MINA DIVERTIDA,INTELIGENTE,INTUITIVA,PARADA EN LA HILACHA,SENSIBLE Y...OJALÁ QUE RICA!!!
    POR FAVOR, SUBE TU FOTO, YA NO AGUANTO!!!!

    MANUEL OTAIZA

    ResponderEliminar
  6. Que paseo me has dado por Buenos Aires, acompañdo de tu agudeza, inteligencia, rapidez, y poesía. Un verdadero gusto.
    Que vendrá después ?

    ResponderEliminar
  7. que agradable que a uno le recuerden con tanto detalle esas "callecitas de Bs. Aires" ... tu relato Andrea es increíble, me siento parte de esa estadía tuya, qué pasión esta de los hermanos argentinos !!! ... me impresiona con que facilidad te los echaste al bolsillo ... TE ADMIRO IDOLA!!!

    ResponderEliminar
  8. Qué buena pluma, a la altura de Buenos Aires.

    ResponderEliminar
  9. Hola Andrea, veo que cambiaste de traje a tu blog, felicitaciones, ¡que elegante te quedó!

    Sobre tu nota, ¿que decir?, fantástico relato y fantástica tú.

    Sobre los argentinos, ( usando su lenguaje), ellos "me pueden", en fin.

    Un abrazo y gracias, por tu comentar sobre la emoción.
    Iris.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo13:13

    Después de la genial visión de Buenos Aires y su gente, me entusiasmé para visitar la ciudad y encontrar " la Tangería de Andrea " y ojalá escucharla cantar aquéllas canciones cuyas letras ha integrado en forma tan mágica en su escrito .-
    Mutto

    ResponderEliminar