miércoles, 8 de febrero de 2006

De Amor y Pasión es la vida de los grandes, historia en tres actos

Mi amiga Gladis trabaja en una tintorería del barrrio alto. En el barrio el Golf, dicen que es de las últimas que van quedando, las otras se llaman lavasecos. Trabajan pura ropa fina, tremendos vestidos de novia, la Gladis me ha contado que algunos cuestan varios millones , chaquetas de cuero, vestidos de lentejuelas, angoras, pura prenda fina. Y la Gladis, con lo loca que es, se las arregló para quedarse con el turno del sábado en la tarde, osea, le toca el cierre, y el primer turno del lunes en la mañana, asique ella abre los lunes, porque la dueña de la tintorería le tiene harta confianza. Además la señora dice que no piensa abrir los domingos, que abran los otros nomás, esos que en vez de 5 días se demoran 5 horas y te dejan la ropa como las pelotas. Bueno, lo que hace la Gladis es que en la semana le va echando el ojo a la ropa y el sábado en la tarde, cuando está sola y no la cacha nadie, la mete en un bolso, se lo echa al hombro y parte pa la casa. Más contenta la perla... claro que todo anotadito, no se la vaya a armar la grande. Yo cruzo como a las siete y nos tiramos de cabeza a desarmar el bolso. Tenemos todo cachado. La ropa mas fome es de las viejas con apellido alemán. Esa ni la traigai, pus Gladicita, cuando crestas nos vamos a poner estas cuestiones verdes...las árabes, Abuslehmes y esos apellidos, a esas les gusta el brillo, el cuero fino, el glamour. Esas si que si, pantalones ajustados tipo vaquero, harto fleco, (chi, podrían mandar a limpiar las botas , así tenimos la tenida completa, me dice la Gladis). Además, pucha las minas buenas pa gastar, si llegan con maletas llenas con ropa. Cada maletita de esas cuesta más que una casa de subsidio! Las viejas cuicas, son enfremas de fomes... no tanto como las alemanas, claro, pero igual.... como si les diera miedo pasarlo bien, o como si tuvieran obligación de jugar a la mosca muerta.. Puro negro y beige, y más encima...más pesadas la huevonas!... lo peor pa la Gladis es cuando le dicen "mi linda", porque ella sabe que la encuentran fea. Si una galla le dice "linda" o "mi linda" más de dos veces seguidas, la Gladis, fijo que le saca la ropa! Tu soy como el cocinero chino, Gladicita, ese que escupe en la sopa. Claro, o como los instaladores de alcantarillado, los que tiran mezcla en el tubo. Bueno, como iba diciendo, la cosa es que la Gladis, a más pesada la clienta, más traqueteada la ropa. Claro que también le saca la ropa a las clientas regalonas, para la buena vibra, porque esto de vestirse con las plumas ajenas es enfremo de loco. Si te ponís una falda de una vieja mala, tenís que ponerte una chomba de una señora buena, sinó te bajoniai y te pasan cosas. Además las arrugas del vestido, los perfumes trasnochados, los olores a cuerpos ajenos, como que te alteran la siquis, por eso con la ropa puesta, ya no te para nadie...
Como una vez que nos fuimos a meter al Tedeum Evangélico. Estaba la pelotera, por todos lados los pacos tocando el pito, desviando las micros, la gente a empujones porque llegó el presidente con la comitiva, y los cabros chicos aplaudiendo como en la entrega del Oscar. La Gladis y yo, impecables! Los de la comitiva con tremenda cara de lateados, claro que se les pasó ligerito porque es difícil aburrirse con los canutos. Gritan, cantan, aplauden, guitarrean, gritan denuevo y lavantan las manos... aleluya, aleluya hermanos, y la Gladis medio que anduvo peinando la muñeca porque métale a todo chancho : aleluuuyaaa hermana Juanita Alemparte, que tengo puesto tu abrigo de cahemira inglesa, aleluya aleluya! Estaba como loca, tanto que cuando terminó el servicio partió rajada, a codazo limpio, hasta que llegó donde la Primera Dama. Como princesa le estiró la mano mirando medio para el lado y le dijo: "Doña Luisa, anote: Juanita Covarrubias de Alemparte, contácteme nomás para sus obras sociales, me encantarííía hacer una donación, (y, como contándole un secreto, directo en la oreja)... mi marido es dueño de la constructora Alemparte y Ochagavía...Usted sabe...además , adoooro a los niños pobres!

Un sábado me dijo la Gladis "flaquita, te tengo una sorpresa" ", cruza a llamarte al Mauro. A tirones tuve que sacarlo denfrente de la tele, pero como quedó metido con lo de la sorpresa, llegó al ratito. Los dos sentados en la cama y la Gladis, tatatatán....abre el saco... y primero saca un abrigo largo, de terciopelo negro como gótico y se lo pone, parecis fraile le dice el Mauro, y después va sacando un vestido de novia como de hada madrina, de una seda con olor a polilla y a lavanda, todo bordado en la parte de arriba, con perlas y plieges, como de reina y un pinguino de esos que se ponen los novios, por eso nececitaba al Mauro. "Ya cabritos, a jugar al casamiento"y el Mauro "ni cagando, jueguen solitas nomás" y nosotras dale con que ya pus Mauro, no sei mala onda, y fue tanto que al pobre no le quedó otra que disfrazarse. Yo me puse con harto cuidado el vestido, como que me dió susto porque era antiguo, y mientras me lo iba poniendo me empezó a dar frío... y casi no cabíamos los tres en la piesa de tanto ruedo y tanta cola. Yo hago de cura, dijo la Gladis, que la veradad que parecía obispo. Para ponerle color , se metió las manos en los bolsillos, y estba en esas cuando dice...a ver a ver...sorpresa!! que güeeena, denuevo un papelito!, y saca un sobre arrugado escrito con tinta negra. Decía "Margarita" y nada más.
Los tres a tirones con el sobre, hasta que el sobrado del Mauro agarró la carta y se puso a leer...

Margarita
le escribo para advertirle por última vez!
¡Usted no puede casarse con Serrano! El respeto a la historia de su familia se lo prohibe.
Sabe perfectamente que no voy a tolerar que usted tenga hijos con el hijo del hombre que nos trajo la desgracia.
Yo maldije al padre y a su estirpe el día que entraron a machetazos al campo, porque él fue el instigador, el verdadero causante de la tragedia.
Usted no querrá engendrar hijos que ya vienen malditos por mí, deshonrar la memoria de su Santa abuela, y meter el dedo en una yaga que aún supura.
¡ENTIENDALO!!!¡No lo voy a permitir!!!
Le repito: no se puede tener todo en la vida, al menos Usted, que practicamente lo ha tenido todo, ahora tendrá que aplicar cristiana renuncia.
Su Abuelo

Quedamos pa dentro.
Y a este viejo qué le pasa?, ¿qué se mete?!!
¡chutas el viejo malo! Gladicita, concéntrate,¿ te acordai como era la mina del abrigo?
Claro, una rucia falcuchenta, la misma que llevó el vestido., le puso harto color con que el vestido había sido de la abuela, que llevaba guardado como sesenta años... se va a casar luego, parece...
Al Mauro le bajó la onda política, que el famoso campo del abuelo no es lo que pensamos nosotras, un campito, un pedacito de tierra, no señor, que el latifundista hijo de puta, que se las iba a tener que ver con él, que le iba a sacar la mugre, y a mi me dió rabia que se las diera de batman de una rucia que no ha visto en su vida, y que además no lo pescaría ni en bajada al tonto huevón. Por algo el viejo estraía tan choriado. Por muy momio que sea, no le va a sonar el matrimonio a la nieta porque si. Oye, las cosas no son así nomás cabrito. Hay oído hablar de la reforma agraria?
Y el Mauro, claro que sí, ¿vos creís que soy tonto? y yo, bueno, parece que quedó la mansaca, fijo que al viejo le quitaron el fundo...
...merecido!....
y vos Mauro,.... perdón, pero.. que sabís por la pucha...?
y la Gladis...igual terrible, te imaginai que a tus viejos les quitaran la casa, después de haber pagado dividendo caleta de años...?
-Chi, bien buena, no vay a comparar...la casa de 65 mts de mis viejos en un barrio de mierda con el fundo que habrá tenido ese viejo... Si es por cristiana renuncia, por la cresta, putas que hemos sido cristianos en mi familia...
-Vos soy un resentido de porquería y un malagradecido...
-y Bosinia!!!????!!!
-y Tucson!!!???!!!
Y en eso nos llevamos, fuimos agarrando vuelo, porque el papelito ese, cargado del veneno de un viejo que no habíamos visto ni en pelea de perros, nos hizo agarranos del moño, a nosotros tres, que lo juro por Santa Gemita, no nos habíamos peleado nunca.
Nos dijimos cosas malas, nos acusamos de ignorantes, de arribistas, de resentidos, le dimos duro al pobre Mauro hasta que yo, denuevo por Santa Gemita, les juro que a la ropa empezó a salirle mal olor. Pasó todo al mismo tiempo, ese olor a cosa vieja, a viento podrido y yo sentir una puntada terrible en el pecho, mientras de lejos escuchaba a los chiquillos, que onda, Mabel, estay pálida, atina Mabelcita, háblanos, y yo como que me iba yendo, muriendo, supongo, mientras veía como avanzaba, ahí, en el lugar del pecho, una mancha de sangre que iba tiñiendo el vestido...el vestido...el vestido...

...el vestido se lo coció Doña Laura, es una veradera joya, verdad Adrianita? Si se ve preciosa...Adraiana, mi linda despierte, le estoy hablando!
Te juro, Meche, que no se qué le pasa a esta niñita, cualquiera diría que en vez de casarse, va a un velorio...! Adriana, pero por Dios mijita que le pasa...a ver, qué es eso que tiene en la mano? ¡Adriana, pásame ese papel, te digo que me lo pases! No será que sigues con la tontera?! En qué quedamos? A ver, a mi no me vengas con tironeos...te digo que no me vengas con tiro.. entiende, te casas a las 7, te guste o no te guste! Meche, ayúdame, empújala al baño..., que la empujes te digo! cállate Meche, que yo sé lo que hago!Luchooooo, venga por favor!!!!, no grites, cabra de miércales, que bastante nos has hecho sufrir con tus locuras, Luchooooo, por la flauta, Meche, rápido, saca la llave, cierra por fuera!!! Listo!... patee nomás la puerta, mijita,... eso... siga así para que se enteren los vecinos. De esta, Adriana, no la salva ni el Padre Hurtado!
Ah, Lucho, por fin...pedirle ayuda a Usted es como rezarle a San Blando. Pero que les quede claro, a Usted que la defiende tanto y a Ti, mocosa irrespetuosa...si si, lloriquea nomás... yo le recé a Sanseacabó! asiesque hasta aquí nomás llegó la historia con el comunista ese de Serrano!
A ver Lucho, Usted que es tan gallito, léanos a mi y a la Meche, Meche eres testigo, lo que tiene que decir ese infeliz...

(continúa...)

14 comentarios:

  1. Jajajaja!!!
    Pero qué placer leerte, mujer. Extraordinaria historia.
    Tienes un marcado don.
    Te echaba de menos.
    Notabilísimo relato.

    Un beso a la Bicibrandes.

    ResponderEliminar
  2. ya pos andrea.... disparate la segnda parte !!!! muy buena la hilada de la historia.... me encantó !!!

    ResponderEliminar
  3. maravillas provocan "los cuentos de cada día", ¡reapareció Rodrigo! :)

    yo quiero ver las fotos del traje de la novia y por supuesto del zurdo Serrano, harto estupendo me lo imagino

    ResponderEliminar
  4. que lectura más placentera, reí de buena gana imaginandome los detalles de tu relato
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Encuentro que tu relato va muy bien encaminado. Quedo a la espera de la continuación.

    Celebro tu "oído", que se ve graficado con acierto en los diálogos y conversaciones.

    Un abrazo,

    Andrés Aguirre

    ResponderEliminar
  6. De vuelta de vacaciones estaré atento a este jugoso cuento .. de cada día, a ver como se desarrolla esta situación de la Gladis con la Andrea, será ? o esta vez es ficción ?

    ResponderEliminar
  7. Me suscribo a estos desbordantes comentarios, agregaría, que no tan sólo se disfruta con el relato principal de la Gladis, me divierte enormemente, esos párrafos y frases aparentemente secundarias, acerca de lo entretenido que son los Te Deum evangélicos, esas segundas derivadas, me hacen reir mucho, son sencillamente geniales..
    Mientras te escribo , no paro de reir, una de mis hijas asegura que me estoy volviendo loco, ja ja ja .
    Cariños

    ResponderEliminar
  8. ufff, no me di ni cuenta cuando termine de leer todo. estubo bkn
    super fluido todo
    lo mismo va para los comment anteriores, claro.
    ahi nos leemos
    bye

    ResponderEliminar
  9. Anónimo20:18

    Este cuento no sólo es divertido, mágico y profundo. En esta trama a cien por hora, se va delineando nuestro país, con nuestras diferencias y nuestras heridas.
    Estaré pendiente con lo que pasa con el comunista de Serrano, al parecer un "descastado", y como sigues hilando presente y pasado de la mano de estos personajes de fábula.
    Un cuento fantástico!

    Francisco Weber

    ResponderEliminar
  10. Atrapante cuento...felicitaciones y en espera de la continuación.
    Reí con lo del Te Deum.

    ResponderEliminar
  11. habrá que ver si Sanseacabó o Sanblando dirimen en su favor este asuntillo que no pinta para un final muy santo...

    ResponderEliminar
  12. Chuuu!!!

    Cosa seria el papelito del abuelo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Está muy bueno, por favor termínalo pronto.

    ResponderEliminar
  14. Encontré obligado entrar en tu blog después de que apareciste con un comment en el mío y me encontré con una estupenda sorpresa. Sigue, puedo ver la mancha de sangre extendiéndose por el rancio vestido, con ese tono que logra el ají cuando se mezcla con la mahonesa.

    ResponderEliminar