viernes, 29 de septiembre de 2006

VERO, HUACHITA, EL Max VALE CALLAMPA!

Ahí va la Vero con la cabeza gacha. Mientras camina va pensando que por último está bien, que ha tenido algún sentido, que gracias a ese maricón ha vivido todas las emociones humanas, o por lo menos, todas las que a ella se le ocurren. Una tras otra, indiferencia, curiosidad, amistad, ilusión, expectativa, cariño, amor, pasión, todo eso en ascendente. Después el descenso en picada, inquietud, temor, ansiedad, abandono, pena, dolor, rabia, odio, desprecio. Tremendo entrenamiento, se va diciendo. Debo tener el corazón musculoso. De infarto si que no me muero. Pero sigue sin comprender. Aúnque ahora lo desprecia, porque es un ser bastante despreciable, seamos objetivos. Nada era cierto, por supuesto. Eran verdades a medias, más bien encubrimientos, más ruido que las nueces le queda chico. Una pantomima. O, no, no era eso. En realidad, si lo piensa, fue ella la tontaciegasordaymuda de la Shakira. Vió donde no había, o pensó que había donde no había. En ese sentido él es inocente, y ella, una imbécil... El era una mala copia, sigue pensando, una cosita a medias, todo como al 40%, ya, pongámosle el 50%, pero de ahí no pasa. Pero, piensa la Vero, un seductor entrenado, fácil morder el anzuelo, porque el tipo escuchaba, tenía su lado femenino, le interesaba ELLA, la "verdadera" Vero, el desarrollo de su potencial, que sacara a flote todo lo que tenia guardado. De dónde, puras chivas! Se las sabía por libro, pero igual era un tipo menor, piñufla, pichiruchi, que seguramente son palabras araucanas. Eso comprueba que el piñufla es un arquetipo, del que quiere pero no puede. Ella se quería vivir sus fantasías, no sexuales, por supuesto, que igual no se las vivió tampoco, porque la cuestión era más o menos nomás, denuevo más el ruido que las nueces, pero quería cine, libros, óperas, erizos, y lo principal, quería bailar! Y girar y girar y girar mi vida, como el Fito Páez. Pero qué Fito Páez, si ella le pidió tantas veces y él hacía como que si...pero no! Y la otra, harto cagado. Las flores se las compraba para él, orgulloso las ponía en el frorero. A ella nada, NUNCA, en ese tiempo considerable de relación, ni un chicle. Y ella, la tonta, por supuesto, parecía viejo pascuero. No quiere ni acordarse... Aúnque, igual, a ella le parece que es habiloso. Habiloso pero sin ñeque. Claro, la palabra ñeque también debe ser mapuche. Ah..., pero en algo Max fue magistral. En la puesta en escena del ataque de celos. Ahí si que fue al 100%. Se acuerda de los gritos en una cara desfigurada (era la rabia), de sus labios blancos, de su boca seca, de su fantasía delirante a la hora de las acusaciones. De mansión siniestra, palabra que a ella le dio susto. La Vero se ve suplicando, explicando también a gritos, (que ridículo), clamando inocencia. Y claro que era inocente, para más remate. Y después de toda la pataleta, zac zac, la deja plantada y aparece con novia nueva bajo el brazo. Que se la meta por el poto, piensa. Que pinganilla el huevon! Y la guinda del postre es que aparece con ella, besándose, en el diario! Que mal tipo, hay que ser muy malo, estar muy infectado, tener pus en vez de sangre, tener corazón de torturador. Y si es por sangre, ella si que sangró. La rajaron con cuchillo cartonero.
Pero igual...igual lo pasamos bien derrepente. Y lo de la novia le importa un pepino, lo que la cagó fue lo del diario. En realidad, a estas alturas, él le importa un cuesco, pero que se rieron...claro que se rieron. Y conversaron, y se besaron, y claro, por ahí también se quisieron. Conversaron mucho para alegría de Entel, y él le hizo harto bien, para que andamos con cosas, y habría sido bueno no perderse la pista, amigos sin ventaja, por supuesto, porque para que enrollarse, pero tanta crueldad... Bueno, se resigna la Vero, así es la vida nomás, por la cresta. A ella le tocó el premiado! No lo quiere ver nunca más! Que se pudra. La palabra pichintún, esa también debe ser mapuche. Puros pichintunes, así fue el tiempo juntos. Que me muero de ganas de verte, pero "amorcito", (tal cual), vénte a mi casa porque estoy tan cansado. Y en la casa, ni pan duro. O: aló, mi amor, no, no voy en camino, es que me atrasé denuevo, juntémosnos en una hora, un besito, y ella una hora dando vueltas. ¿Qué se ha creído este animal? Aúnque, suspira la Vero, a uno nadie le hace nada, uno permite que se lo hagan. ¿Qué le pasó? si ella no es así! Se desconoce. ¿Por qué válvula se le coló este amor? Claramente tiene una que no le funciona. Si normalmente, y ahora la Vero piensa en su pega, a los tipos que no son ni fu ni fa, se los sirve para el desayuno! Listo, se acabó la bulla! Esta lesera se terminó!Hoy va a ser el último día de su vida que va a pensar en él, además, nada de glamorosos los recuerdos...pero para que sigue, si no vale la pena.

Bueno, ¿y ella ahora?...le va a hacer caso a sus amigas. Va a hacer un zahumerio. Piensa poner un mono de trapo y claverle los alfileres. Si, eso lo va a hacer de todas maneras. Después que lo haya clavado bien clavado, va a meter el mono en una bolsa del Lider, le va a hacer un nudo y la va a tirar con mono y todo al vertedero. (Chao Max) Después se va a ir, huachita querida, a pasarlo bien, a buscarse otro amor, que sus amigas le dicen que los tiene comiendo de la mano, que con esas pechugas, que con esas piernas, que con esa risa, que no sea tonta y que cuando lo encuentre, le haga la prueba araucana: no puede ser ni pinganilla ni piñufla ni pichiruchi,ni andarse con pichintunes, que esta vez, se busque un gallo con ñeque!

44 comentarios:

  1. Andrea, tu relato está lleno de vida, fluye de manera increíble y no deja avanzar más de una línea sin reirse a carcajadas. Me sentí profundamente identificada con algún dicho, un momento o situación. Eres una gran escritora! me encanta leerte, de verdad... muchas gracias. te dejo un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo09:05

    Genial, te pasaste!
    ¿Quién es el pinganiña que rajó a la Vero con cuchillo cartonero?

    ¡¡¡NECECITO PEGARLE UN PUÑETE!!!




    Felipe Munita

    ResponderEliminar
  3. el cuchillo cartonero, sin duda fue lo peor. Ese máx es todo un ejemplar de lo peor, sin embargo, la vero, esa vero que todas llevamos dentro, se las facilitó todas las que le hizo y las que no.

    no es que sea pesimista, pero pa' mi que la vero de nuevo va a encontrarse con un máx, de esos grandotes por fuera y tan pequeños por dentro, quizás le sirva, que le cuentes eso de conocernos de adentro pa`fuera.

    bueno el cuento Andrea.
    cariños,
    Iris

    ResponderEliminar
  4. Anónimo14:04

    Andrea,
    Esto no puede ser un cuento--si no, yo estoy muy perdido en este mundo...
    Que leal eres con tus amigas; que rabia tenías...
    En fin, como consuelo, las cosas malas nos permiten apreciar las buenas.
    Que raro que se llamara "Max", precisamente--quizás se apellidaba "KK".

    ResponderEliminar
  5. Qué entretenido y fácil de leer. Como todo lo que has publicado en Los Cuentos de Cada Día a lo largo de un año.

    (Felicitaciones por ese año de escritora reflexiva y perseverante, y también a Gabriel, por su capacidad para "descubrirte" en tal faceta).

    Hay algunos errores ortográficos, pero poco importan en un texto ágil, fresco, descarnado y que muy bien le haría a Vero leer.

    Un abrazo,

    AAB

    ResponderEliminar
  6. Harta rabia el cuento, me gustó. Como que la sola idea de acercame o pasar cerca del lugar donde lo escribiste daban ganas de pensar como actitud positiva la posibilidad de lanzarse a un pozo antes, para prevenir heridas, digo.

    Confiesome haber estado en los 2 lados de la calle, el de tio "mal parido" y el de "gil destruido", que le vamos a hacer, asi es la vida, siempre nos van a pasar cosas por el estilo.

    Saludos, que estes muy bien, pasaré más seguido por acá.

    PD: Lei Alemania, notable, me gusto mucho, describes muy bien.

    ResponderEliminar
  7. Me reí y sentí identificada. Creo que todos hemos vivido esas historias medio tormentosas (no encontré ninguna palabra mapuche para describirlas) que nos llevan, traen, arrojan, sumergen y nos escupen como una parturienta.

    Un abrazo (su cabello está mejor?)

    ResponderEliminar
  8. Anónimo18:45

    Tremendo!
    Se me pararon los pelos.
    Lo ùnico, para que le comentes a Verònica: no estoy de acuerdo en que a uno "nadie le hace nada, uno permite que se lo hagan". Pienso en las mujeres abusadas o acosadas, que cuando denuncian, las miran còmo si fueran ellas mismas las causantes de su desgracia. No señor. Este tipo, para mi, es un desalmado. Puede haber dejado de quererla, pero NADA justifica hacerla sufrir a proòsito

    Laura

    ResponderEliminar
  9. Andrea...
    Que descarnado relato sobre una ruptura y sobre las penas de amor y que a ciencia cierta, en mas de una oportunidad nos ha tocado ser protagonista y sufrir los bemoles de ver donde no hay...
    Notable...
    Un beso..
    Gabriel..

    ResponderEliminar
  10. Precioso, tan sano!! que rico leer algo que sale de las tripas y se siente real, que bálsamo, debe ser un premio ser amiga tuya!
    Acoto a continuación algunas palabras más de la lengua Mapudungún
    Laucha...lauchero
    Cancha...Canchero
    Chacra...chacrear
    Dile a la Vero que lo comido y lo bailado es lo que nos hace sentirnos vivos!! no regret!!

    ResponderEliminar
  11. ese pethwiñ,(sangujuela) no vale callampa, vale apenas changle o digueñe; seguro si se reconoce en tus letras ha de estar con pechayn (diarrea) o bien le saldrá un pedinge en el ojo izquierdo(orzuelo), mis penteku (felicitaciones)para la autora que nos alegra cons cuentos de cada día esta pewüngen (primavera). Abrazos desde Temuco

    ResponderEliminar
  12. Andrea,
    las veros de este mundo son muy entretenidas hasta que dejan de serlo. Esa pasión, ese desgarro que vive, nos muestra más como el típico "perjudicado", que al que vivió algo fuerte y supo dejarlo partir en su debido momento.
    Pero creo que si fueramos tan racionales no existirían las películas italianas ni los novelones venezolanos que nos hacen tan sabrosa la vida.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo16:58

    Difiero del comentario de Allemany. Por lo que leí, a la Vero le decían "mi amorcito" hasta el día que la dejaron plantada. Algo así como "el golpe avisa". No señor, no es que la Vero no se haya corrido a tiempo. Te lo digo porque a mi me pasó lo mismo, y es muy doloroso. Gracias a Dios que no me hicieron la MALDAD de aparecer con la mina en el diario, eso si que es chanta!

    Cecilia Latorre

    ResponderEliminar
  14. Anónimo20:51

    Andrea Brandes
    De nuevo, increíble relato.
    El monólogo interno de la Vero es genial." Gtacias a este maricón me he vivido todas las emociones humanas".
    La experiencia le pasó a la Vero, tampoco yo creo que esto es un cuento, pero la que arma el relato eres tu, estás tu y tu talento en cada palabra.
    Un abrazo,

    Raimundo Lorca

    ResponderEliminar
  15. llege a este lugar por casualidad y despues de leer la historia de la vero... me senti una vero,
    asi que seria bueno fundar una agrupacion de veros unidas contra los max pichiruches de este mundo y que a pesar de todo rondan nuestro corazón...

    un saludo desde una esquina del mundo...^^

    ResponderEliminar
  16. a mi el comentario de andrés, como que me dejó entre picada ( por la primera frase) y confundida( por todas las restantes)

    que interesante como la vero, mueve la conversación.

    difiero del comentario de la usuaria anónima, a la vero la venían golpeando y avisando hace rato...

    ¿que opinaría máx si leyera este cuento?

    ResponderEliminar
  17. Andrea... mis respetos a todas las Veros que hay en nosotras... y lo del cuchillo cartonero me encantò, pero como castigo para el pinganilla. Lo peor de todo es que el "mal ojo" parece que pega y cuando hay un Max, generalmente viene otro y otro. Cambian el puro nombre y permanece la pus. A propòsito de eso recomiendo un muy libro sobre el tema: "La mujeres que aman demasiado"... allì veremos que tampoco somos tan inocentes... Es bueno echarse un mirada para adentro... es la mejor garantìa para no caer en otro m... sàdico disfrazado de mujer. Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. alejandro19:19

    Este monólogo interior de la Vero me tiene impresionado. Como sufre, reflecciona, mira descarnadamente al famoso Max, rescata lo que hubo de bueno, se cae, se rie de si misma, se culpa...Una mirada al interior de una mujer, que sólo puede escribir alguien con tu talento y tu bondad.

    ResponderEliminar
  19. Que relato más maravilloso. A veces, o casi siempre la escritura es un gran medio de sanación. Limpiar el alma con la pluma del maestro interno.
    Algo estamos haciendo las mujeres para alimentar a los Max que andan por la vida. Tal vez el desamor nos hace poner el ojo en aquellos que sólo se alimentan el ego con los encuentros amorosos.
    un besito grande TQM, cristi.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo14:52

    Para Andrés Allemany:
    No es que la Vero haya vivido algo fuerte y apasionado y después no haya sabido dejarlo partir a tiempo.
    La plantaron. Eso pasa todos los días, todos lo hemos hecho, a todos nos ha tocado, pero como tu planteas la cosa, parece que las mujeres somos desechables. Dejamos de ser divas, y pa juera!
    No veo que ella se plantee como víctima. Ella reflexiona sobre lo que pasó. El relato cuenta de una mujer que se está hablando ella misma, que está haciendo un recuento, y en ese recuento, el Max es un canalla.
    lo que tú escribes me recuerda el argumento que aparece a menudo con las mujeres violadas: que ellas tienen la culpa por usar minifalda.

    Carola Larraín

    ResponderEliminar
  21. La Andrea me incita a defenderme. No creo tener que hacerlo, pero buscaré ser más claro en mis planteamientos.
    1.- Las veros o los veros, son entretenidos en términos que se viven la vida a concho, pero dejan de serlo cuando terminan cansando.
    2.- No creo que un género se pueda atribuir una condición especial, aunque reconozco y aprecio mucho nuestras diferencias. Entre estas estan es que es más común que sean las mujeres las que llevan los sentimientos al borde de las emociones y los hombres lo hacemos más por el lado del raciocinio (ninguno mejor que el otro, simplemente distintas aproximaciones). A veces jugarsela a concho por algo nos involucra de tal forma que si nolo sabemos dejar partir a tiempo nos daña o nos sentimos "perjudicados".
    3.- No se me ocurriría pensar ni por un momento, y creo que es un argumento facilista para reforzar un punto débil, que las mujeres se buscan que las violen al usar cierta ropa o tener ciertas actitudes. Quienes me conocen saben mi respeto a la libertad humana en todos sus sentidos por lo que repruebo cualquier tipo de violencia por parte de cualquier ser humano de cualquier raza, genero o condición hacia cualquier otro ser humano en el ejercicio de su libertad (que incluye ropas, gestos, actuaciones, actitudes, posiciones, convicciones, religiones, orientaciones,...)

    ResponderEliminar
  22. por mi parte más aclarada Andrés :)
    el cuento de la vero está sacando roncha

    los comentarios comienzan a superar la historia?
    ...y es así como hablando lo mismo, escuchamos distinto, difiero o me enojo por lo que dijiste, que en realidad no dijiste, entonces aclaras sin defenderte y tal vez más que aclarar oscureces, ¡¡¡que terrible!!! y así, diciendo y escuchando tenemos que entendernos, vivir juntos o cercanos, coordinarnos y hasta amarnos.

    los seres humanos somos mágicos

    pd, me leo y no me entiendo, y la vero ¿que opina?

    ResponderEliminar
  23. Como dice la Iris, aquí claramente los comentarios superan el relato.
    lo que pasa es que nos estamos metiendo en honduras. Estamos opinando acerca de las relaciones humanas que dan para mucho.
    Creo que la historia de la Vero es super triste, porque hay una percepción de pérdida de la dignidad por parte de ella. Esa percepción está dada por que ella está conciente de su complacencia. Empezar a consumirse, postergar lo propio por agradar al otro, irse desperfilando. Claramente partió s mucho más atractiva de lo que terminó siendo. Así entiendo el comentario de Andrés. Pienso que, es lo que le pasó a la Vero.
    Ella misma lo ve así, por eso la frase "yo no sé lo que me pasó, si yo no soy así". Efectivamente ella no es así, fue así con él, y él no fue noble con ella. Ahí está el punto. Tomó y tomó y no dió a cambio, y la Vero, que necesitaba tanto, dió mucho para ver si le caía algo. Lo peor, la dejó muy sonada. De los celos al abandono en cuestión de minutos, y qué abandono... la pregunta, Verito, es porqué seguiste enganchando en una situación, que a las claras era inconveniente para ti, y que tu identificaste tempranamente como inconveniente. Por favor, mujer, para la próxima, pregúntanos primero!
    PD Me cuesta imaginarme un marido más dulce y respetuso que Andrés Allemany con la Pollo, su señora.

    ResponderEliminar
  24. ¡Que vitalidad en el relato!
    Me recordaste al que se hacia pasar por médico d ela clínica Alemana para engrupir jovencitas del barrio alto.

    ResponderEliminar
  25. Andrea, una amiga me dijo un día que le tiré los quesos (me le hice el lindo), "el problema es que tú entras en la categoría del water" , ¿que es eso? - exclamó el interpelado - y me dijo que la analogía era que los hombres de entre 35 a 45, que son los que a las mujeres como a ella le interesan, o estan ocupados o estan cagados.

    y ahí quedé tirado,... con lo rica que estaba, ...

    ResponderEliminar
  26. Anónimo15:43

    que libertad y que fluir
    unn beso

    ResponderEliminar
  27. Hola a todos !!!

    Los invito a mi blog de juegos en Excel. Se trata de varios tests ya disponibles para que ustedes puedan bajar y hacer. Hay desde tests de ciudades hasta de los simpsons o pruebas de inteligencia.

    Los invito a participar. Les dejo el link:

    www.juegosenexcel.blogspot.com

    Saludos, y a mover las neuronas!!!

    El pato de Troya

    ResponderEliminar
  28. Una cosa es el cuento de la Andrea y otra la trifulca que aquí se ha armado, si hasta apareció un vendedor de maní confitado por el tumulto; yo conozco a Andrés, es un buen tipo pero le gusta tirar un cartucho de dinamita con la polvora encendida y lo hace por pura diversión.
    Igual me quedo mirando esta dinámica en torno a un cuento, dinámica que no ocurre en la lectura de libros meteriales en la magnitud y rapidez y visibilidad que aquí se está dando. Y ojo que de entre la concurrencia se ven Maxes y Veros así nada se sabe de que otras cosas pueden desecadenarse.
    Me di el gusto de leer estos comentarios y me imagino a la Andrea como se estará divirtiendo.

    ResponderEliminar
  29. Excelente relato, me rei mucho, aunque debo confesar que me dio pena la Vero,pero por otro lado bien tontaza para aguantar tanto.
    saludos
    erika

    ResponderEliminar
  30. Julio Perez de Arce18:58

    Gran escritora, gran relato, y una posibilidad para los hombres de internarnos en el mundo femenino.
    Te felicito

    ResponderEliminar
  31. Anónimo15:12

    Para El Lector de Este Correo:

    Apreciado Amigo, Estoy Acudiento a este medio informativo, con el fin de escudriñar un poco sobre la familia BRANDES, y su respectivo ÁRBOL GENEALÓGICO, les agradeceria su supieren algo al respecto favor contactarme.. correiroscnc@hotmail.com

    ResponderEliminar
  32. Muy bueno tu relato, divertido, ¡pobre Vero como pudo soportar a ese gallo, espero que en su busca de uno nuevo le vaya mejor.

    Feliz cumple aniversario atrasado, te felicito, pues un año en los blogs es harto. Tus cuentos son muy originales y muy buenos.

    Chao, saludos cariñosos.

    ResponderEliminar
  33. Andrea,
    LLego tarde a esta especie de catarsis de comentarios.
    Lo que me nace decir es que la historia que cuentas es muy buena porque retratas con singular brillo temas relacionados con la naturaleza humana.
    Todos los programas mentales que se activan cuando las personas tratan de vivir en pareja, o desarrollar una relación sentimental, son enormemente complejos y dan lugar a cosascomo las que le pasan a la Vero.
    Hay tantos casos en la vida real de mujeres que mantienen relaciones románticas con un grado de tormento que no parece comprensible.
    La pregunta que hay que hacerse (para comprender mejor la naturaleza humana) no es por qué no las terminan, sino la contraria, ¿por qué las mantienen?

    ResponderEliminar
  34. Alvaro
    Pienso que las personas mantienen relaciones tormentosas por varias razones:
    Pienso que la primera tiene que ver con los procesos complejos que tu mencionas, que se detonan junto con los sentimientos de amor, y que probablemente producen un bloqueo a ciertas áreas de la percepción emocional. Por eso es que la misma Vero dice que fue "tontaciegasordaymuda", desde dentro de la relación no fue capáz de ver lo que para otros era evidente.
    2-. Ese tipo de sufrimiento puede ser adictivo
    3-. Personas deprimidas prefieren mantener una relación sufrida a enfrentarse al quiebre, porque no se sienten capaces, no tienen fuerza, temen que el supuesto delor de la ruptura sea algo inmanejable.

    ResponderEliminar
  35. Querida Andrea: éste no es para comentar sobre el Max, que ha sido suficientemente analizado por tus comentaristas sino para reclamarte porque va ya casi un mes y no puedo gozar ninguna nueva creación tuya.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Anónimo16:55

    Igual que Schwember, Andreita, que le pasa que no escribe!
    No nos puede dejar botados, a sus lectores enamorados!

    Un abrazo

    Rodrigo Alcaíno

    ResponderEliminar
  37. Extarordinario relato, como me gusta tu lenguaje. Y que bueno tener amigas como tú, desprendo ...
    M.M.

    ResponderEliminar
  38. Andrea guachita...ya poh, tócala de nuevo!!!!

    ResponderEliminar
  39. Qué agrado leer algo tan chileno, tan auténtico, tan dramático y cómico a la vez. Te pasaste.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  40. vamos andrea... estamos esperando nuevas historias contadas por ti!!!!

    mil saludos desde una esquina del mundo..^^

    ResponderEliminar
  41. Por esta y otras atrocidades que aceptamos u omitimos todos los días, les sugiero a quienes buscan un mundo mejor, más justo, con menos violencia, que tomen acción firmando la carta de Aministía Internacional contra la sentencia de muerte por lapidación, en Irán, de siete mujeres (Parisa, Iran, Khayrieh, Shamameh, Kobra, Soghra y Fatemeh). http://www.es.amnesty.org/especial/lapidacion-iran/firma2.php
    La razón de la condena es el adulterio. Es una pena que se aplica sólo a las mujeres, y donde ellas tienen poco o ningún derecho a defensa.

    ResponderEliminar
  42. Andrés, por favor, dónde firmamos!!!
    Que cosa más espantosa...!
    Gracias por avisar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  43. Disculpa, no fuí claro en mi comentario, la página que ahí describo es en la que se encuentra la carta y donde uno firma. El tema es complejo, ya que involucra culturas ancestrales y costumbres que bajo nuestro prisma no comprendemos, pero por lo mismo, y en base a los acuerdos de Naciones unidas firmados por Irán y a que las enseñanzas de Mahoma van por el lado del amor y el respeto y mal interpretadas han derivado en la violencia.
    La página de Amnistía es:

    http://www.es.amnesty.org/especial/lapidacion-iran/firma2.php

    Ahí mismo esta la carta, la historia y el formulario de firma.

    ResponderEliminar
  44. Hector Dominguez18:17

    Andrea
    No se tu mail, así que te cuento por este medio que el proximo mes hay un taller de Oscar Hanhn que te puede interezar.
    Informacion en www.culturallascondes.cl
    Saludos
    Hector

    ResponderEliminar