domingo, 20 de noviembre de 2005

Angel de la Guarda

Mi Angel y yo
somos buenos compañeros,
yo lo quiero..
y el se da por enterado,
hasta un poco enamorado,
lo he notado algunas veces
compartimos intereses,
me propone parnoramas
nos trepamos a las ramas
y a volar, ala con ala...

Angel, cuáles son tus sueños,
cuáles tus delirios?
escucho tus suspiros
desde el umbral de la puerta...
Angel, despierta!
salgamos a volar del brazo
descendamos haciendo piruetas
como dulces marionetas
con los hilos enredados
descolguémosnos del cielo
a nuestro lugar imaginado...

y en la punta de un tejado
que mire al mar de enero,
preguntaré siesque te quiero
por el aro que te cuelga de la oreja,
o por como levantas la ceja
cada vez que levantas el vuelo...

¿será el azul de tu pelo
o son tus alas tornasoles?

(Ay,... se que las tardes de arreboles
te llaman de regreso...)

sé (mi pobre Angel) que estás preso,
en un lugar entre la vida y la muerte
donde sólo yo puedo verte...
gitano, peregrino del cielo.

(si pudiera seguirte en tu vuelo...
si pudiera vivir flotando,
y que el mundo siguiera girando
sin mi montada en su lomo!)

6 comentarios:

  1. Anónimo19:19

    NO es casualidad que tu ángel sea "hecho a tu medida". !Ojalá todos pudiéramos tener una relación con el propio como tú la tienes!
    Tu poema es realmente gráfico......
    MUtto

    ResponderEliminar
  2. Me siento en el borde de la terraza y me quedo quieto dejándome sentir las imágenes imaginarias de este vuelo con tu angel de la guarda; y me calmo y disfruto del idilio que pones ante mi mirada.

    ResponderEliminar
  3. Qué lindo regalo Andrea, siempre asocié al ángel de la guarda a los niños.
    Me dispongo a recibir al mío, que sólo se habrá sentido. Tendré que aprender a percibirlo a descubrir sus formas de manifestarse.

    Gracias, seguiré paseando por este hermoso lugar.

    Iris.

    ResponderEliminar
  4. Está siendo magnífico este blog, se abre y se abre.
    Andrea, tu blog es un blog es un blog.

    ResponderEliminar
  5. Una vez màs, produces belleza con tu touch poètico, en que ademàs sospecho que no tienes un angel de la guarda hecho a la media, sino una corte celestial completa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Poesía, poesía... ¡Qué bien nos hace de vez en cuando leerte, poesía.
    Oye, que chico es el mundo. Me mandó un e-mail muy cariñoso el Huaso oses, quien nos casó con mi mujer. Es muy cercano a la familia de ella.
    Lo más probable es que vega pronto a nuestra casa, ya que lo dejé invitado para el 40 cumpleaños de la Fernanda.
    Gabriel me contó también que estaba la idea en el iare, de conocernos el lote bloguero....
    Yo lo encuentro súper interesante.
    Un beso.

    ResponderEliminar